¿Qué hago con mis residuos electrónicos?
¿Cómo tratar con seguridad los residuos de tus aparatos electrónicos? En los hogares contamos con cada vez más tecnología, que además renovamos con frecuencia. Si estos residuos no son desechados correctamente, pueden llegar a ser peligrosos para nosotros y para el medio ambiente.
¿Cómo reciclar tu viejo móvil?
Seguro que en más de una ocasión te has preguntado qué hacer con ese teléfono que ya no usas; cómo reciclar el móvil, como reciclar esos cargadores que acumulas, la cámara compacta que ya no funciona, dónde reciclar pilas… Te contamos cómo has de tratar estos y otros productos potencialmente contaminantes, y qué ocurriría si no lo hicieras:
Un teléfono móvil
¿Sabías que hasta el 92% del teléfono se puede aprovechar en la construcción de nuevos equipos? En nuestro país, se recicla menos del 2% del total de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), y un teléfono móvil contiene componentes tóxicos peligrosos que deben acabar en una planta de reciclado y no en un vertedero.
Un reciente informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente advirtió que alrededor de 40-50 millones de toneladas de este tipo de residuos se generan todos los años a nivel mundial y prevé "serias consecuencias" por las montañas de desechos "peligrosos" y "tóxicos" que se acumulan sin ningún control. ¿Cómo podemos evitar esto?
Fácil: recicla. Numerosas son las empresas que reciclan e incluso compran tu viejo teléfono y, aunque no sean grandes sumas de dinero, algo son, además de un seguro para que esas sustancias sean reutilizadas y/o recicladas correctamente. Puedes acudir también a la Fundación Tragamóvil, que se hará cargo de tu teléfono viejo con total seguridad y que actualmente está integrada en la red Recycla, donde te informan de puntos de recogida. Cruz Roja también se encarga de la recogida. ¿Otra opción? El Punto Limpio más cercano a tu hogar.
En estos lugares, podrás deshacerte con total tranquilidad de otros aparatos como cámaras de fotos, Tablets, ordenadores…
Baterías
Los cambios experimentados en cargadores y baterías (de portátiles, teléfonos, cámaras) han reducido el consumo de energía, y en parte también la toxicidad, aunque sigue siendo alta. Casi el 30% del peso de las pilas y/o baterías está formado de materiales tóxicos como Mercurio, Cadmio, Níquel, Manganeso, Litio y Zinc.
Algunos de estos elementos son realmente contaminantes, principalmente si entran en contacto con el agua y se diluyen en estanques o ríos. Estos contaminantes se concentran sin control en los vertederos del país ¡con consecuencias muy graves y escasamente documentadas! ¿Qué podemos hacer? Una vez más, reciclaje por empresas profesionales o depositarlas en Puntos Limpios.
Pilas
Aún nos quedan por casa algunos aparatos que funcionan a pilas. Por eso es importante conocer que contienen algunos metales pesados potencialmente peligrosos como el mercurio, el cadmio o el plomo,. Por eso, las pilas se consideran residuos especiales y están sujetas a una recogida y tratamiento específicos. ¿La más contaminante? La de botón.
Deposítalas en Puntos Limpios, o en otros puntos de recogida, como los que podemos encontrar en postes de publicidad de nuestra ciudad, por ejemplo, o supermercados y centros comerciales.
Si estos componentes tóxicos (sobre todo metales pesados, como mercurio y cadmio) se vierten a la naturaleza incontroladamente, el agua de la lluvia puede arrastrar los metales hacia los cursos subterráneos de agua y desde éstos, hacia los ríos y el mar, con la posible afectación de seres vivos.
En caso de quemas incontroladas los metales se evaporan y dispersan por el aire y cuando llueve, terminan en el suelo y los cursos de agua, por eso es tan importante un correcto tratamiento. La mayor parte de los metales pesados son bioacumulativos ¡y pasan de un organismo a otro a través de la cadena alimentaria!
Aprovecha al máximo el tiempo de vida útil de los aparatos electrónicos y cuando decidas deshacerte de ellos, ¡hazlo de manera segura!

external image reciclaje-electronico.jpg


Problemática relacionada con los desechos electrónicos

Indiscutiblemente el avance de la tecnología generó innumerables cambios en la vida cotidiana. El notable incremento de los estándares de confortabilidad y de las expectativas de vida, la simplificación de los procesos de producción así como de las tareas diarias, y, respecto de las comunicaciones, el hecho de que se han visto mayormente liberadas de los obstáculos de tiempo y espacio.
No obstante, la cara menos amable del avance tecnológico se manifiesta en un crecimiento exponencial de los desechos electrónicos, entre los cuales podemos nombrar: computadoras, celulares, televisores, electrodomésticos, entre otros.
La basura electrónica contiene metales pesados y sustancias químicas tóxicas persistentes que no se degradan con facilidad en el ambiente entre los cuales podemos identificar plomo, mercurio, berilio y cadmio. Como estos aparatos han sido diseñados utilizando tales sustancias, cuando son desechados, no pueden ser dispuestos o reciclados de un modo ambientalmente seguro.
Entre los problemas que producen la basura electrónica en el ambiente podemos destacar la contaminación de áreas verdes, de mantos freáticos (agua de subsuelo), de ríos, lagos y mares; emisiones a la atmósfera de elementos tóxicos, y también esto implicaría un desequilibrio de los ecosistemas.
En cuanto al impacto a la salud pública el cromo, usado para las cubiertas de metal, es cancerígeno; el cadmio, presente en la composición de baterías recargables, daña los huesos y los riñones; y el mercurio, infaltable para producir iluminación en monitores, es nocivo para el sistema nervioso y el cerebro.
En el caso de Venezuela es un gran generador de basura electrónica, es el cuarto país latinoamericano en producir chatarra electrónica con unos 7,6 kilos por habitantes. Se puede decir que en Venezuela no contamos con un sistema de recuperación de estos equipos. Simplemente se tiran a la basura porque hay mucha desinformación en la población sobre sus consecuencias para la salud y para el ambiente, es importante que la gente tome consciencia que la basura electrónica es altamente contaminante, por ejemplo, las pilas cuando se sulfatan, una sola puede llegar a contaminar 500 mil litros de agua.
Sugerencias y recomendaciones que aportarían soluciones viables
En cuanto a las recomendaciones, intentar que los equipos duren el máximo tiempo posible, para eso hay que seguir las indicaciones del fabricante y darle un uso correcto al aparato. Se puede resaltar que estos aparatos no pueden ser dispuestos en los vertederos normales, ya que existen algunas empresas de tratamiento de residuos que se encargan de desmontarlos, para minimizar su impacto ambiental. Asimismo cuando un aparato ya no nos sirva, intentaremos reutilizarlo. Ofrecérselo a un amigo que no tenga o a los niños, en lugar de comprarles uno nuevo.
Arianna Morgado CI: 26977581

=

=

Yony Douna George Wassouf
21025292

Problemática de desechos electrónicos


Iniciando el tema, tenemos que aclarar primero, que son precisamente los desechos electrónicos?
Según Wikipedia, "La chatarra electrónica, desechos electrónicos o basura tecnológica es conocida por el concepto RAEE (Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos). El tratamiento inadecuado de los RAEE puede ocasionar graves impactos al medio ambiente y poner en riesgo la salud humana.”